No dejes que nada te desanime.

O dicho de otro modo:Hasta una patada en el culo puede impulsarte hacia adelante.

Se puede ir de fracaso en fracaso hasta la victoria final. Lo importante de fallar es la lectura que hacemos de ello; En general, es más útil equivocarse y aprender que tener éxito sin saber por qué, ya que en el segundo caso no sabrás cómo repetirlo pero en el primero si habrás aprendido cómo evitarlo.

El error es algo inherente a la actividad emprendedora, así como las respuestas negativas. El método científico de ensayo-error funciona perfectamente aplicado al entorno de las ciencias sociales.

Se ha escrito mucho y bien sobre el papel fundamental que juegan los fallos, y en general los problemas, en el camino hacia el éxito; baste como ejemplo el del post-it; este producto surgió en 1968 cuando un químico de la empresa 3M buscaba un pegamento muy fuerte para aplicar en la industria aeroespacial; Claramente no obtuvo lo que pretendía pero fue capaz de encontrar la parte positiva a su supuesto fallo.

Google –una empresa conocida por sus éxitos- ha cerrado decenas de proyectos que no resultaron cumplir con las expectativas. Son tantos, que cuesta creer. Puedes verlos en www.killedbygoogle.com. Sin embargo, todos esos han tenido un efecto claro: ayudar a la compañía a aprender y seguir hacia adelante.

 

Federico Soto
Profesor del Área de Economía y Empresa de la Universidad Europea