El profesorado y los clubes universitarios me han aportado mucho a nivel académico y personal

Marina de brito realizó el doble grado en Ingeniería Aeroespacial y Dirección y Creación de Empresas, así como el Máster Habilitante en Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Europea de Madrid. Además, ha sido recientemente galardonada como la mejor estudiante de ingeniería de la última promoción por la Sociedad Española de Excelencia Académica.

Mi nombre es Marina de Brito Barba, estudié el Doble grado en Ingeniería Aeroespacial y Dirección y Creación de Empresas, así como el Máster Habilitante en Ingeniería Aeronáutica en la Universidad Europea de Madrid, en la Escuela de Arquitectura, Ingeniería y Diseño, en el campus de Villaviciosa de Odón. Finalicé mis estudios del grado en Ingeniería Aeroespacial en el curso académico 2019/2020 y la Sociedad Española de Excelencia Académica (SEDEA) me posicionó la primera en el ranking de mejores graduados del país de dicha promoción (2019/2020). He finalizado recientemente mis prácticas en la Agencial Espacial Europea y ahora estoy buscando trabajo, aunque ya me han surgido algunas ofertas para trabajar en I+D dentro del sector aeronáutico.

El reconocimiento de SEDEA fue una sorpresa y una alegría muy grande, no pensé que pudiera entrar en el ranking de mejores graduados del país y, mucho menos, ser el número uno. Todo comenzó en el verano de 2020, en el que me topé con un anuncio de SEDEA en las redes sociales y, al ver que cumplía los requisitos, presenté mi candidatura. El anuncio hablaba de un foro de empleo para graduados con buenas notas y, como acababa de finalizar mis estudios, pensé que inscribirme podría ayudarme a encontrar empleo.

Esta condecoración ha sido una alegría muy grande y siento que es un reconocimiento a todo el esfuerzo de estos años. Además, me da fuerzas para seguir luchando y enfrentarme a futuros retos.

Mis próximos retos son intentar aportar mi granito de arena a la sociedad con los conocimientos adquiridos todos estos años e impulsar tecnologías inmersivas, como la realidad virtual, en el mundo de la ingeniería aeronáutica, tanto para el sector espacio como para el de la aviación.

Los principales motivos por los que escogí la Universidad Europea para cursar mis estudios eran la posibilidad de estudiar el doble grado, donde se combina una Ingeniería (grado de Ingeniería Aeroespacial) con estudios de ciencias sociales (grado en Dirección y Creación de Empresas); así como la posibilidad de cursar toda la carrera en inglés con opción a la doble titulación de Ingeniería Aeroespacial en la Universidad Europea de Madrid y en la Universidad de Hertfordshire, en Inglaterra, estudiando en esta última el cuarto curso del grado en Ingeniería. Así, he podido obtener el título de Ingeniera Aeroespacial por una universidad española y por otra inglesa, ampliando el abanico de opciones de trabajo, aprendiendo mucho a nivel académico y personal y forjando buenas amistades con gente de diferentes culturas y estilos de vida.

Además, en mi promoción, existía la beca TOP (Talented Outstanding People) Program, a la cual se podía acceder desde el primer curso mediante un excelente expediente académico, un alto nivel de inglés y unas capacidades personales destacables y, para mantenerla a lo largo de los estudios, se debían seguir requisitos similares anualmente. Este programa también ofrecía talleres acerca de diversas materias a los alumnos, por lo que añadía valor a la formación académica de la Universidad.

Los tres puntos mencionados han contribuido en gran medida a mi desarrollo profesional. Especialmente, cabe destacar el excelente profesorado (Guillermo Castilla, Víctor Padrón, Daniel González, María José Terrón, Raúl Llamas, José Omar Martínez, Julio Gallegos, Rafael Pax, Fermín Navarro, Carlos Talayero, Begoña Casas, Luana Gava, Sila Marcos, Guillermo Martínez, entre muchos otros) y los clubes universitarios, que me han enseñado en el ámbito académico, tanto teórico como práctico, y en el personal.

Tengo muchos buenos recuerdos en la Universidad Europea. Aunque me cuesta elegir el mejor, creo que sería el Concurso PBS (Project Based School) de la Universidad Europea, donde nos otorgaron a un compañero y a mí el primer premio de la edición 2018/2019:
En tercero de grado, los alumnos hicimos un proyecto integrador de varias asignaturas donde se diseñaba de forma teórica un dron. En junio, al finalizar las clases, un compañero y yo decidimos llevar a la práctica nuestro diseño. Como estuvimos en trabajos de equipo diferentes durante el curso, decidimos combinar nuestros proyectos y mejorar el diseño entre los dos. Después, fuimos recogiendo del campus de Villaviciosa de Odón materiales desechados por la universidad y, con la ayuda del profesor de taller José Antonio Caballero, construimos nuestro diseño de dron desde cero con dichos materiales. Por último, fuimos al campo de vuelo de Boadilla y lo hicimos volar varias veces.

La experiencia fue muy emocionante, divertida y enriquecedora en todos los aspectos, adquirí nuevos conocimientos de aeronáutica y pude poner en práctica todo lo aprendido en esos años.

A los recién graduados que salen al mundo profesional les aconsejaría que se mantengan activos, es decir, que frecuenten las redes sociales de las empresas que les interesan, que no se queden parados mientras buscan empleo, por ejemplo, que hagan pequeños cursos de temas que les interesen y les puedan diferenciar de otros en un proceso de selección, y que tengan actualizado su currículum y perfiles sociales profesionales.