Uno debe ir mejorando y reinventándose.

Una entrevista con José María Carrillo, Arquitecto y #Alumni UE

José María, cuéntanos, ¿A qué te dedicas en la actualidad?

Soy arquitecto de la promoción del 2005. Anteriormente hice la carrera de aparejador o lo que se conoce hoy en día como Ingeniero de la edificación en la UPM, que fue una etapa universitaria en mi formación técnica en cuanto al sector de la construcción, fue bonita y bastante interesante, pero una vez terminada dicha carrera y enfrentándome a la vida laboral me di cuenta que mi vocación verdadera me empujó a estudiar arquitectura.

Cuéntanos sobre tu trabajo ¿Qué es lo que más te gusta? ¿A qué retos te enfrentas día a día? ¿Alguna anécdota que quieras compartir?

Tengo la suerte de desempeñar el trabajo para el cual estudié la carrera de arquitecto, que es la de realizar proyectos de arquitectura. Principalmente hago obra nueva y realmente el proyectar para mí es apasionante. El séptimo curso… (la vida profesional), es la etapa a la que te enfrentas con evaluaciones continuas, no cargadas con una nota para tu expediente, pero si cargadas de responsabilidades y compromisos para el cumplimiento de tu trabajo.

¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

Mis objetivos son seguir avanzando en diferentes proyectos investigando en nuevas formas de habitar y trasladar a las propiedades o promotoras un concepto actualizado que no por ello se transforma en un producto mas caro y menos adaptado al mercado.

¿Qué consejos darías a aquéllos que acaban de terminar sus estudios y salen ahora al mundo profesional?

Que sigan sus principios, todo aquello por lo que han estudiado la carrera de Arquitectura. Que defiendan un ideal de arquitectura acorde a las tecnologías y al siglo en el que vivimos. La vida profesional es una continua evaluación al igual que la asignatura de proyectos, no por ello el Proyecto Fin de Carrera debe de ser el mejor proyecto de nuestra vida, sino uno de los peores. Uno debe ir mejorando y reinventándose.

¿Cuál es tu mejor recuerdo en la Universidad Europea?

Mi mejor recuerdo es cuando recibí la carta de admisión de la Universidad Europea, dándome la bienvenida a la carrera de Arquitectura. Para mí fue prácticamente emocionante y la recibí con mucha ilusión. También recuerdo todas aquellas actividades y excursiones que hacíamos de algunas materias para conocer las arquitecturas autóctonas del territorio español, eran fines de semana y momentos muy intensos con todos tus compañeros.